sábado, 6 de junio de 2009

¿Un triunfo muy bueno para la sociedad mexicana?


Esas fueron las palabras con las que el Dr. José Narro Robles, Rector de la UNAM, describió el campeonato conseguido por los Pumas, el domingo pasado. Pero qué tan importante puede ser realmente el título ganado por un equipo de fútbol para la sociedad, más allá de proporcionar unos instantes de alegría a sus aficionados?

A primera instancia, las palabras del rector podrían sonar muy exageradas, producto de la pasión del momento; sin embargo, como universitario que soy, entiendo lo que el rector quiere decir, y concuerdo totalmente con él.

Los Pumas, ya sea el equipo de fútbol soccer o el de americano, el de robótica o el de química, el de buceo o ciclismo, la OFUNAM o el Dr.Mario Molina, TVUNAM o los murales de Diego Rivera y Juan O’Gorman en CU, representan a la universidad pública, al estudiantado involucrado y proactivo, a la institución que no distingue clases sociales, al organismo que cada vez recibe un porcentaje menor del presupuesto gubernamental, a la Universidad más grande de América Latina, al 50% de la investigación realizada en México, al pensamiento libre, a la juventud comprometida.

El deporte – al igual que el arte – en la Universidad de México siempre ha sido considerado como parte de la formación integral del individuo, y se practica e imparte como tal: inculcando valores tales como la honestidad, la entrega y el sacrificio, buscando que la mayor parte posible de la comunidad universitaria tenga acceso a la oferta deportiva y nunca utilizando al deporte como medio propagandístico que refleje el poder y la soberbia con las que tanto se identifican algunas instituciones privadas.

Y en ese sentido, creo que los Pumas son fiel reflejo de los valores universitarios, pese a tratarse de un equipo de fútbol profesional y administrado por una Asociación Civil. Y sí, creo que es positivo para la sociedad - sobretodo en estos tiempos de violencia y pérdida de valores - que en uno de los eventos más seguidos por jóvenes y adultos mexicanos, el juego de conjunto, el trabajo y el orgullo se hayan impuesto al individualismo, al poder y al dinero.

¡Cómo no te voy a querer!

2 comentarios:

Juan Perro dijo...

La UNAM es un bastión de suma importancia en la vida política, social, económica y cultural de México. Los PUMAS regresaron la mirada a la cantera, dispusieron de jóvenes mexicanos forjados por la misma institución y, en combinación con un grupo de jugadores veteranos, mexicanos y extranjeros, coronaron una excelente campaña.

A la UNAM han tratado de extinguirla desde distintos frentes, pero su fuerza e importancia se han impuesto a la intolerancia, a los intereses mezquinos y al conservadurismo a ultranza. Ninguna universidad privada le hace sombra a la UNAM, sin restarle importancia a cada centro de estudios, ninguna universidad de habla hispana tiene mayores alcances en áreas de investigación y ahora, con los recursos un tanto limitados con que cuenta el club, se ha dado una muestra de como el espíritu habla. Los equipos monetariamente todopoderosos han quedado rezagados y al borde del descenso, un ejemplo más de que no todo lo que brilla le hará la vida más cómoda a los amantes del impasse.

Miguel Cálix dijo...

La UNAM es energía pura. Es templo de sacrificios y penitencias para alumnos, profesores e investigadores. Yo creo que por cada pensamiento negativo dirigido a la universidad, existen unos cuantos mas pensamientos positivos que le dan fuerza para seguir trabajando. Desde Oslo mando mil emociones : Mil felicitaciones PUMAS!!

Videogalería

México vs. EUA (Eliminatoria al Mundial 2010)

Resumen del dramático partido contra los gringos jugado el 12 de agosto en el Estadio Azteca, en el que México se jugaba la vida ...

Noruega vs. Escocia (Eliminatoria al Mundial 2010)

Ese mismo día, también Noruega se jugó su última carta para manterner sus posibilidades vivas para asistir a Sudáfrica.