miércoles, 12 de noviembre de 2008

Los conciertos de noviembre


La semana pasada se llevó a cabo el Oslo World Music Festival, que año con año viene a hacer un poco más llevadero el frío mes de noviembre en la capital de Noruega. En esta ocasión tuve la oportunidad de asistir a tres conciertos en un plazo de cuatro días, todo un récord para mi.

El primero de los conciertos fue del que menos sabía que esperar: Nortec Collective, una mezcla de música norteña y tecno. Así que asistí más por nacionalismo y a sabiendas de que la mayoría de la banda se iba a lanzar, que por convicción. El concierto comenzó y la música me agradó; la combinación de estilos funcionaba y las imágenes proyectadas en las pantallas le daban un toque muy especial al evento. Conforme las rolas fueron pasando la cosa se fue animando más y más, y ya para medio concierto la banda bailaba y brincaba a todo lo que da. He de aclarar que la banda éramos los 15 ó 20 mexicanos que estábamos presentes en primera y segunda fila... el resto de los asistentes eran güeros que si bien estaban disfrutando del concierto, permanecían inmutables, de pie, con sus brazos cruzados y sin expresión alguna en sus rostros. En fin, Afterposten calificó el concierto con 3 puntos de 6, para mí merecía un 5. (supongo que el reportero de Aftenposten no se tomó las 3 cervezas y 2 tequilas que yo ya traía encima, pero en fin).

El segundo concierto fue de la banda serbia No Smoking Orchestra, encabezada por Emir Kusturica. De este concierto era del que yo más esperaba, y aun cuando el lugar estaba hasta el gorro de europeos del este, el ambiente se puso muy bien y el vocalista del grupo derrochó energía y supo prender al público, el concierto quedó un poco debajo de mis expectativas. No sé, creó que yo esperaba un poco más de música de viento con banda de pueblo muy al estilo de la película Underground, o tal vez me sorprendió la similitud fisica de los intregrantes con DDE o De Lillos, aunque creo que en realidad el ritmo de la música gitana intrepretada esa noche no tuvo la suficiente rapidez para tener a la banda saltando sin parar. Como sea, el concierto valió mucho la pena.

Finalmente, el viernes cerramos con broche de oro asisitendo a ver a Omara Portuondo. Lo primero que me sorprendió fue la reducida cantidad de latinos: casi todos los asistentes eran noruegos, y el lugar estaba completamente lleno. Me gustó mucho el toque musical que se le dió a este concierto, con tintes de jazz latino y bossa nova. Pero por encima de todo, la calidad, el sentimiento y la energía que trasmite Omara en cada una de sus intrepretaciones, a sus 78 años de edad.

Ahora sí, se acabaron los festivales de cine y música, y es hora de que vuelva a recostarme a tratar de recuperarme de la influenza, típica del mes de noviembre.

4 comentarios:

Juan Perro dijo...

El tema del Oslo World Music Festival este año fue "Grenser", por eso abrió Nortec.

Ser vecino de los gabachos no es fácil y vivir en Tijuas menos. Nortec arrancó el Festival de manera contundente no solo en el plano musical, sino también representado a uno de los protagonistas en torno a la frontera que divide a un continente.

No es la primera vez que se manifiesta desacuerdo con el criterio de los periodistas noruegos, pero así es esto de los gustos. Cuando la presentación de "Luz silenciosa", el nuevo filme de Carlos Reygadas, hubo periodistas que lo consideraron muy lento, como si el ritmo escogido por el realizador mexicano sólo fuera exclusivo de Andrei Tarkovsky. Y cuando Grecia se llevó la Eurocopa todo mundo lo consideró una tragedia, como si el ganar con juego defensivo sólo fuera válido cuando lo practican Italia o Argentina.

Contar con Emir Kusturica en su alineación le proporciona éxito casi automático a The No Smoking Orchesta, por lo menos hasta antes de presentarse. Después puede llegar un poco de decepción, pero no olvidemos que el músico de cabecera en los filmes de Kusturica, ese genio que aparte de su autoría ha rescatado el sonido de los metales bálticos, es Goran Bregović.

A mi sólo me resta decir que Tijuana Makes me Happy con su Tijuana Sound Machine. Y me parece que también los noruegos bailaron, nada más que muy en su estilo reservado. Si nada más faltó Piporro, chingaos!

Miguel Cálix dijo...

Yo desafortunadamente no pude asistir al concierto, pero a los de Nortec ya los había escuchado en 2001 gracias a Radioactivo, difunta estación de radio que transmitía por Internet. La nueva alternativa es reactor 105 que transmite por internet y en donde escuche tan solo hace unos días que Nortec tocaría en el DF en un festival de tecno.

Miguel Cálix dijo...

Acabo de descubrir en myspace que Nortec tocara en mi querido Ecatepunk! ... Alguien de Ecatepec que de su punto de vista del concierto?? México como te extraño, con todos tus ritmos y tus sabores!

azg12 dijo...

Para los que estén interesados en adquirir la música de Nortec, encontré sus discos en diversas tiendas en línea de MP3, como MP3Sparks.com o iTunes... o si no, pues de plano en BitTorrent!
Some people call it the happiest place on Earth...

Videogalería

México vs. EUA (Eliminatoria al Mundial 2010)

Resumen del dramático partido contra los gringos jugado el 12 de agosto en el Estadio Azteca, en el que México se jugaba la vida ...

Noruega vs. Escocia (Eliminatoria al Mundial 2010)

Ese mismo día, también Noruega se jugó su última carta para manterner sus posibilidades vivas para asistir a Sudáfrica.