miércoles, 26 de noviembre de 2008

No queremos revolución, queremos educación!

Cada cien años se arman los cates en México. La situación del país en el 2008 nos tiene al borde de escribir una nueva y larga pagina roja en nuestra historia. Como confrontamos la espada de la venganza y la pared de la apatía?

Que pienso de este discurso arengoso que lentamente se esta redistribuyendo por el planeta? No propone solución pero si muestra la causa del problema: la ignorancia y peor aun, la apatía nuestra. Lo que mas me calo del mensaje es lo que dijo acerca de nosotros lo mexicanos residentes en el extranjero, que traemos en nuestro morral el buen gusto por la comida picosa y el sabor por la música ranchera, también traemos a ese monstruo interno que busca la forma de tranzar al jefe, al del transporte publico, al que se deje.

No es la primera vez que alguien habla del problema y hasta se han creado museos para despertar la conciencia cívica. También en este discurso menos acido Denisse Dresser nos dice que vivimos en un México prestado (aquí los sacos tienen todas las medidas y van repartidos por igual). Ella si identifica y propone soluciones.

Es por eso que le cambie el titulo a esta platica. Antes se llamaba "A un año del centenario de la Revolución Mexicana" y también pensaba algo picaron como "Que rima con Revolución? pues Educación!!". Yo no soy revolucionario ni tengo las agallas ahorita para regresarme a México y empezar una nueva universidad. Sin embargo, debe haber algo que yo pueda hacer desde aqui, alguna forma de participar.

Este cambio activo necesita inspiración y mucha transpiración. El joven de esta charla me inspiró en su forma muy creativa para enfrentar el reto educativo: educa a los futuros lideres. Los exhorto a que lo escuchen y entonces si a participar, a actuar, a crear con dinamismo, con coraje moral y sobre todo, con amor a México.

Que pasara dentro de un año? o en el próximo decenio? o en los próximos cien años? ojalá podamos participar en alguna forma en esa revolución educativa y desterremos esos monstruos, uno por uno y de a uno en uno.

2 comentarios:

Daniel dijo...

Esta es una idea en el consciente colectivo chilango, la de los cates cada siglo. Yo he soñado con este cambio desde que comprendí la verdadera historia en mis clases en la UAM. De pronto me volví revolucionario e invente una frase: 1810, 1910, ahora 2010... intentémoslo otra vez. Después conocí la que me parece ahora la mejor alternativa en lugar de la violencia: LA EDUCACIÓN.
Pero la educación en México est e la chingada y ahora más con esa Alianza para la Educación entre el Espurio y Chuky (La Gordillo). Simplemente pretender crear más esclavos del imperiaismo y lavar los cerebros para más esclavitud.
Estoy convencido que la EDUCACIÓN es la revolución necesaria e indispensable. Pero no la de las próximas generaciones, sino desde ahora, con nosotros mismos. Claro que debemos reeducarnos, pero no en un sistema donde lo que más interesa es el dinero y el poder, como en el actual, sino en el que lo que importe sea la humanidad, la felicidad, el amor y la verdad. Y claro que los mexicanos podemos hacer mucho desde la lejanía. No nos aplatanemos en discusiones y comencemos con la acción.
Estoy seguro que en este próximo decenio vendrán grandes cambios, violentos y no, donde todo cambiará. Seguramente para bien.

Simona dijo...

El concepto revolución no debe leerse necesariamente como un cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación. Pero el cambio profundo que requiere México es, sin lugar a dudas, una revolución.

Nuestra historia es una historia llena de injusticias, de corrupción, de prácticas viciosas que han dañado la posibilidad de desarrollarnos exitosamente como pais. Y si bien es cierto que todos y cada uno de los mexicanos debemos ser particípes de la renovación requerida para salir de una vez por todas de esta pesadilla, no debemos dejarnos confundir al aceptar culpas que poco tienen que ver con la situación del pais.

Comprar productos piratas, por ejemplo, es una práctica cotidiana que en nada beneficia a México, pero por qué existe un mercado tan fortuito en la economía informal? Claro, porque la gente que gana uno, dos, tres salarios mínimos, que son millones de mexicanos, no cuenta con la misma capacidad adquisitiva que otros sectores más favorecidos de la sociedad, y el modelo económico que nos rige , el de la libre competencia, vive de generar necesidades de consumo. Aquellos que carecen de lo que otros tienen quedan marginados, y este es un fenómeno que se registra en todas las esferas sociales. Lo malo es que entre las altas esferas la necesidad de consumo no consiste en comprar una copia pirata del cidí de moda, y por ello las prácticas corruptas son más cuantiosas para la sociedad . Por ejemplo, recordemos el caso de los hermanos Bribiesca, que compraron casas de inversión social a precio de risa para después venderlas a precios de verdad y acaudalar unos cuantos ahorros; o los sonados casos del Gober precisoso y sus cuates gustosos del abuso infantil. Por cierto, cuando ese asunto, a la periodista Lydia Cacho la secuestraron en Can Cun para llevarla a Puebla, por órdenes del gober; le aplicarían la pena de muerte, en caso de ser aprobada, a un funcionario que cayera en esta práctica bajo el argumento de querer aplicar la ley?

Y sí, necesitamos educación pero no la educación que los últimos cuadros dirigentes del pais han obtenido en universidades extranjeras o del pais, donde se les ha inculcado una filosofía de competencia en beneficio meramente individual o de grupo. Su grupo. O salimos todos del hoyo, o éste alcanzará aún mayores profundidades. Recordemos que la profesionalización y extensión del crimen organizado, tal y como lo conocemos hoy, se aceleró con la expansión de supuestos grupos de seguridad privada, así como con la sucesiva aparición y desaparición de grupos policacos de elite, que fueron creados para proteger a los grupos de poder y no al pueblo. Cría cuervos, reza el dicho.

Y tampoco dejemos que a todo-mun-do se le califique de apático, de desinteresado y poco comprometido. Si el león recientemente se ha mirado en el espejo, animémoslo a trabajar consigo mismo que la mayoría de nosotros, me consta, hacemos un esfuerzo por salir adelante como individuos y como sociedad, por poco perceptible que éste sea para otros.

Videogalería

México vs. EUA (Eliminatoria al Mundial 2010)

Resumen del dramático partido contra los gringos jugado el 12 de agosto en el Estadio Azteca, en el que México se jugaba la vida ...

Noruega vs. Escocia (Eliminatoria al Mundial 2010)

Ese mismo día, también Noruega se jugó su última carta para manterner sus posibilidades vivas para asistir a Sudáfrica.